Amar

_MG_2567
Lirios. Foto: Isabel Munuera

Despierta la materia sin permiso
y canta la mañana en mis balcones.
Los ruidos de la calle son lecciones,
avisos a mi boca en compromiso.

Te quiero con el cuerpo sin tensiones.
Te quiero con la mente en lo preciso.
Te quiero sin tocarte, en un inciso.
Te quiero sin ponerte condiciones.

Las sombras que resisten se perfilan
hablando con su voz desenredada,
creciendo por rincones que te miran.

Despierto con tu nombre y, abrazada,
me enrosco con las manos, que conspiran,
absorta, a tu presencia congregada.

Anuncios