Un soneto, un beso

_MG_2580
Lilas. Foto de Isabel Munuera

Hoy te pongo un soneto entre los brazos,
un pájaro que vuela hacia tu día.
Es sombra de la sombra que quería
dejarte como sombra de mis trazos.

Volando por el aire, los abrazos
van en verso en la carta que era mía.
Mi alma, mi soneto, te prendía
atándose a tu cara con mis lazos.

Verso solo que siembra mi camino
de flores de los prunos y cerezos
que vuelan hacia ti con mi destino.

Verso fresco de manos y de rezos
que buscan tu canción de peregrino
ardiendo en bocas que se vuelven besos.

Anuncios